Mitchell Trubisky

MitchTrubisky

BIO

Quarterback
North Carolina
RS Junior
6-2
222 lb
1ª Ronda
RECONOCIMIENTOS
  • 3x Third Team All-ACC 2016

Análisis

PROS
  • Release rápido
  • Buen brazo
  • No lanza a su primera lectura sí o sí
  • Atleticismo correcto
  • Puede llevar un ataque rítmico
CONS
  • Muy poca experiencia
  • Estadísticas infladas por screens y receptores
  • Le cuesta mucho leer los blitzes
  • No ha jugado debajo del center
  • Confía demasiado en su brazo

Resumen

La posición de quarterback es posiblemente la más difícil de scoutear incluso para los que se ganan la vida con esto, hay mil intangibles, mil detalles que pueden hacer que un jugador no triunfe en la NFL o lo contrario. Normalmente se draftean más altos de lo que “merecen” por los sueldos astronómicos que manejan en la actualidad, lo cual no es descabellado. Asegurarse cinco años de un quarterback a un precio asequible, es una decisión inteligente por parte de los equipos.

En Trubisky encontramos un quarterback con MUY poca experiencia y es que el bueno de Mitchell solo ha jugado 13 partidos como titular. Es por eso por lo que la mayoría de pegas que se le pueden poner en la actualidad, vienen derivadas de esa inexperiencia.

El ex Tar Heel tiene un brazo bastante bueno que le permite lanzar en corto y en largo con un buen zip y un release muy rápido. Gracias a esto tiene capacidades para llevar un ataque rítmico sin necesidad de estar rifando el balón una y otra vez, pero en ocasiones hay problemas de timing y no lanzaba el balón en el momento justo para esas rutas cortas intermedias.

En North Carolina, el ataque se basaba sobre todo en screens y pases cortos a sus talentosos receptores. Esa es la razón de que no consideremos sus estadísticas en cuanto al porcentaje de completos representativas, puesto que están infladas por ese juego que desplegaba su universidad. Por consiguiente, apenas ha jugado debajo del center. Cada vez se juega menos debajo del center en la liga, pero se sigue haciendo y esto va a conllevar una curva de aprendizaje que prácticamente empieza desde cero.

No es que sea culpa suya, pero estaba rodeado de un muy buen nivel de receptores. No todos los quarterbacks tienen la compañía de un Ryan Switzer, un Austin Proehl, un Mack Hollins…receptores que cometían muy pocos drops y que además eran verdaderas máquinas de ganar yardas después de la recepción, sobre todo los dos primeros mencionados.

Algo que no es propio de su poca experiencia, es que es muy habitual verle leer sus progresiones, no lanza a su primera lectura porque tiene que ser así, sino que lee su ataque y suele tomar decisiones acertadas. No toma muchos riesgos, no es un quarterback pistolero, pero sí es capaz de poner el balón en largo con una precisión más que correcta.

Algo que sí que hay que achacarle es que la confianza en su brazo, le hace no lanzar siempre en la posición correcta, que no es que hasta ahora le haya causado problemas, pero no es tan académico siempre.

Su punto más negativo es la lectura de los blitzes. En cuanto hay algo un poco exótico por parte de la defensa contraria, lo normal es que unos segundos después le veamos en el suelo.

Para terminar, su footwork en el pocket es bueno y es capaz de eludir la presión cuando se produce de manera más convencional tanto por ese juego de pies como por su atleticismo y velocidad, que le convierten en un jugador no tan fácil de sackear e incluso puede correr en jugadas diseñadas para él, aunque no sería lo óptimo

Comparación NFL

Derek Carr // QB // Oakland Raiders

Highlights


Download PDF