Mock Draft ’18 – 3.0

28 Marzo, 2018

MD Previa ’18MD 1.0MD 2.0


Primera Ronda

1. Cleveland Browns – Josh Rosen, QB – UCLA

Los Browns llevan muchos años sin encontrar un quarterback que les permita ser un equipo competitivo y no hay mejor oportunidad para remediar eso que tener el primer pick. Rosen es el mejor quarterback de este draft por lo que la decisión no debería ser muy difícil.

2. New York Giants – Sam Darnold, QB – USC

Extraña posición la que ocupan los Giants, tienen mucho mejor equipo que lo que indica su posición en el draft. Dada su posición de privilegio, deberían aprovechar para elegir con este pick al sucesor de un Eli Manning que ya està en el tramo final de su carrera.

3. New York Jets – Baker Mayfield, QB – Oklahoma

Los Jets son un equipo que necesita reforzarse en muchas posiciones y sin embargo dio muchos picks para poder elegir en el #3. Y eso debería significar quarterback. No los tendrá a todos a su disposición cuando elija, pero Baker Mayfield parece un jugador hecho a medida para darle la vuelta a la franquicia.


4. Cleveland Browns (via Texans) – Connor Williams, OT – Texas

Una vez solucionado el tema del quarterback, los Browns tendrán que decidir si eligen al mejor jugador disponible o alguien a quien el equipo necesite. Tras el retiro de Joe Thomas, esta segunda opción parece más viable así que con este pick sale elegido el mejor tackle de la clase.

5. Denver Broncos – Saquon Barkley, RB – Penn State

Existen rumores de que los Broncos quieren cortar a CJ Anderson y los corredores elegidos pronto en los últimos años han tenido éxito hasta el punto de cambiar franquicias. Saquon Barkley es también uno de esos runningbacks con pinta de superestrella por lo que esta elección tiene mucho sentido.

6. Indianapolis Colts – Roquan Smith, LB – Georgia

Roquan Smith es un talento especial que les va a venir de maravilla para ser el líder de su nueva defensa y que no deberían dejar pasar. Aunque necesitan reforzar más posiciones defensivas con más valor posicional, ya habrá tiempo y picks para hacerlo (los que les dieron los Jets, por ejemplo).


7. Tampa Bay Buccaneers – Minkah Fitzpatrick, DB – Alabama

En una división con tres quarterbacks extraordinarios hace falta tener talento para defender el pase y Tampa Bay no lo tiene. Una vez reforzado el pass-rush con Curry y Pierre-Paul, el atleticismo y versatilidad de Fitzpatrick en la secundaria son suficientes como para mejorar el equipo en cualquier posición en la que se alinee.

8. Chicago Bears – Bradley Chubb, ER – NC State

No es una de las necesidades más imperiosas del equipo pero a Chicago le sería útil tener un pass-rusher de garantías al otro lado de Leonard Floyd. Si Chubb está disponible en este pick sería prácticamente imposible dejarlo pasar y no se convertiría en el complemento de Floyd sino en su pass-rusher de referencia.

9. San Francisco 49ers – Quenton Nelson, OG – Notre Dame

Las adquisiciones de Laken Tomlinson y más recientemente de Jonathan Cooper no parecen demasiado fiables viendo sus rendimientos en otros equipos. Si los Niners quieren realmente incorporar un guard con quien Garoppolo se sienta cómodo, usar esta elección en Nelson parece una idea muy buena.


10. Oakland Raiders – Mike McGlinchey, OT – Notre Dame

Donald Penn va a hacer 35 años el mes que viene y la situación en el tackle derecho no está demasiado clara. Si los Raiders quieren volver a ver ese Derek Carr al que decidieron dar esa multimillonaria renovación, elegir un tackle debería estar entre sus prioridades y McGlinchey es aquí una opción muy sólida.

11. Miami Dolphins – Vita Vea, DT – Washington

La marcha de Ndamukong Suh deja un hueco enorme en el centro de la defensa de los Dolphins. Por suerte para ellos, Vita Vea es uno de los defensive tackles más impresionantes en salir de college en los últimos años y de ahí su elección.

12. Buffalo Bills (via Cincinnati) – Josh Allen, QB – Wyoming

Los Bills han subido ya desde el pick #21 para acercarse a los puestos de cabeza y poder elegir a su futuro quarterback franquicia. Posiblemente no se queden aquí e intenten subir más, pero en la situación actual tendrían que conformarse con Josh Allen, un quarterback con muchas capacidades pero que necesitará un tiempo de aprendizaje antes de poder ser un titular de garantías.


13. Washington Redskins – Denzel Ward, CB – Ohio State

El equipo ha perdido a Breeland y a Kendall Fuller esta offseason y, aunque se confía en el futuro de Fabian Moreau, Washington haría bien eligiendo al mejor cornerback de esta clase para terminar de apuntalar su secundaria.

14. Green Bay Packers – Harold Landry, ER – Boston College

El pass-rush exterior de los Packers lleva algunos años no funcionando demasiado bien, y si su defensa quiere estar mínimamente a la altura de su ataque, deberá recuperar esa faceta. Landry parece el jugador indicado para Green Bay, y si su elección conlleva que Clay Matthews pase a ser linebacker interior, pues mejor aún.

15. Arizona Cardinals – Derwin James, S – Florida State

El sorprendente corte de Tyrann Mathieu deja el cuerpo de safeties de los Cardinals con muy pocos efectivos. Derwin James ni es como Mathieu ni tan siquiera es lo que entendemos por un safety tradicional, pero tiene un atleticismo y un talento que difícilmente puede dejarse pasar cuando la necesidad es tan grande.


16. Baltimore Ravens – Tremaine Edmunds, LB – Virginia Tech

Baltimore es un equipo de perfil defensivo cuya defensa hace años que parece que no está al nivel esperado. Edmunds es un jugador joven con un potencial altísimo que puede darle a la unidad esa consistencia que hace tiempo que andan buscando y, con el tiempo, quizá convertirse en su referente.

17. Los Angeles Chargers – Lamar Jackson, QB – Louisville

Los Chargers consiguieron asentar su defensa el año pasado convirtiéndola en una de las mejores de la liga, pero el cambio de localización no ha atraído a la gente al estadio. Por otro lado, Rivers está ya en el final de su carrera, así que parece el momento ideal para draftear a su reemplazo. Jackson podría ser esa cara que renueve la franquicia en su nueva ciudad y, no nos engañemos, es mejor que otros quarterbacks que saldrán antes.

18. Seattle Seahawks – Joshua Jackson, CB – Iowa

La situación de los corners en Seattle tras la marcha de Richard Sherman no es en absoluto recomendable, se podría decir que Shaquill Griffin es el más fiable. Es por ello que draftear un cornerback en primera ronda parece una decisión sabia. Jackson es quizá más anárquico que los jugadores que solían tener en esa posición, pero también consigue más intercepciones.


19. Dallas Cowboys – Maurice Hurst, DT – Michigan

Una vez superada la incertidumbre causada por un pequeño problema cardíaco que le detectaron en la Combine, Maurice Hurst ya tiene el OK de los médicos y por tanto vuelve a ser un jugador muy a tener en cuenta. Tackles como él que vivan en el backfield rival no se encuentran fácilmente y los Cowboys harían bien en elegirle no sólo por la calidad del jugador sino también por la fragilidad del equipo en el centro de la línea defensiva.

20. Detroit Lions – Derrius Guice, RB – LSU

El mejor año en cuanto a running backs de los Lions en los últimos años fue el que les dio Bush y parece el momento de obtener un corredor fiable, que les dé unos cuantos años de drives sostenidos. Aunque Guice no tiene la fama de Barkley, es un corredor puro excelente, con una visión genial y un corte cerca de la línea tan bueno que le permite conseguir yardas positivas casi siempre.

21. Cincinnati Bengals (via Bills) – Will Hernandez, OG – UTEP

La mayoría de aficionados de los Bengals consideran que su línea ofensiva es floja y, después de reforzarse con Cordy Glenn en el exterior, ahora es el turno del interior de la línea. La marcha de Zeitler el año pasado no parece que fuera cubierta con todas las garantías, error que se podría enmendar añadiendo a Will Hernandez, un guardia muy completo que parece llegar sin apenas deficiencias a la liga.


22. Buffalo Bills (via Chiefs) – Rashaan Evans, LB – Alabama

Desde que Rex Ryan destrozó la defensa tan buena que habían conseguido, los Bills no han conseguido volver a ser dominantes en esa faceta. Si buscan una pieza para empezar a asentar un cuerpo de linebackers que no es nada del otro mundo ahora mismo, Evans podría ser ese hombre. Un linebacker que hace casi de todo, que comete muy pocos errores y que parece ideal para el esquema de McDermott.

23. Los Angeles Rams – Calvin Ridley, WR – Alabama

Los Rams pueden seguir fiando su ataque a un cuerpo de receptores cuanto menos sospechoso, pero si llegados a este punto, tienen la posibilidad de draftear a un jugador como Ridley, que además le viene como anillo al dedo al ataque que ha montado McVay, no tenemos dudas de que debería ser el elegido.

24. Carolina Panthers – Courtland Sutton, WR – SMU

Que levante la mano quien piense que las incorporaciones de Torrey Smith y Jarius Wright no ayudan a Cam Newton tanto como sería deseable. Carolina necesita un receptor #1 cuanto antes y, en caso de que Sutton esté disponible, deberían salir corriendo a dar la tarjetita con su nombre tan pronto como sea su turno para elegir.


25. Tennessee Titans – Arden Key, ER – LSU

En Tennessee van a comenzar una transición en los rushers a no mucho tardar porque Derrick Morgan no es ningún crío y menos lo es Orakpo. La adición de Kevin Dodd de momento no ha dado sus frutos y, por eso mismo, tener otro pass-rusher exterior pero de un perfil más atlético como Arden Key podría permitirles empezar esa transición y que todos tuvieran snaps.

26. Atlanta Falcons – Da’Ron Payne, DT – Alabama

Dontari Poe no llegó en los Falcons al nivel que alcanzó en los Chiefs, pero jugaba bastantes snaps y ya no está. Si el año pasado le contrataron, parece claro que saben que tienen un agujero ahí. Ese agujero quedaría totalmente tapado con el tackle de Alabama, que, en una clase no muy buena, es uno de los mejores, más completos y más preparados para jugar ya.

27. New Orleans Saints – Taven Bryan, DT – Florida

La gran temporada pasada de los Saints, podría repetirse este año, pero su posición más débil en una defensa que funcionó bastante bien el año pasado, era la de defensive tackle. El perfil de Taven Bryan es único en esta clase, con un gran primer paso y que puede evolucionar en un rusher interior muy peligroso.


28. Pittsburgh Steelers – Jaire Alexander, CB – Louisville

Siguen pasando los años y la defensa de los Steelers sigue echando de menos a un jugador en la secundaria que marque las diferencias, más aún ahora que su pass rush ya no es el de antes. Al final de primera ronda como se encuentran, hacerse con el último gran corner del draft, sería un regalo para ellos.

29. Jacksonville Jaguars – Isaiah Wynn, OG – Georgia

Teniendo un corredor como Fournette, los Jaguars se tienen que preocupar de tener un interior de la línea muy potente capaz de abrir huecos para él. Se han gastado el dinero en Norwell, pero AJ Cann puede ser mejorable también. Wynn es atlético, es fuerte e incluso puede cubrir la posición de tackle si se le necesita en alguna urgencia.

30. Minnesota Vikings – DJ Moore, WR – Maryland

Una de las mejores plantillas de la NFL como la de los Vikings, debe intentar ganar talento puro, porque necesidades reales y acuciantes no tienen. Acompañar la llegada de un quarterback nuevo con más armas ofensivas siempre es inteligente y DJ Moore es un receptor muy dinámico al que Cousins no tendrá que esforzarse mucho en hacerle llegar el balón.


31. New England Patriots – Isaiah Oliver, CB – Colorado

La traumática derrota en la Super Bowl en la que encajaron más de 40 puntos, muchos creen que vino marcada por la baja de Malcolm Butler, que ahora es indefinida en el equipo. Un cornerback alto y además rápido como él, es un objeto de deseo que no suele durar mucho en el draft y esta posición parece lógica para hacerse con uno.

32. Philadelphia Eagles – Orlando Brown, OT – Oklahoma

Como actuales campeones, los Eagles pueden permitirse escoger jugadores de potencial para mejorar en un futuro cercano lo que ya tienen. Muchos piensan que deberían ir preparando el recambio de Jason Peters y pueden hacerlo eligiendo a Orlando Brown, un tackle enorme con brazos muy largos que, siendo cierto que aún está verde, también lo es que tiene un potencial indudable.


Segunda Ronda

33. Cleveland Browns – Anthony Miller, WR – Memphis

Si Cleveland quiere salir por fin de la mediocridad en la que siguen sumidos, necesitan algún playmaker en ataque que marque las diferencias. Tras draftear un quarterback en primera, conseguir a un receptor como Anthony Miller, del que no se habla mucho pero que tiene trazas de un Antonio Brown primerizo, les podría dar ese salto que necesitan.

34. New York Giants – Billy Price, C – Ohio State

La OL de los Giants lleva unos cuantos años siendo una burla y uno de los pocos brotes verdes era Weston Richburg, recientemente fichado por los 49ers. Por eso mismo, en Nueva York harían bien en no tardar mucho en sustituirlo por un center de garantías como es Price tan pronto como puedan.

35. Cleveland Browns (via Texans) – Carlton Davis, CB – Auburn

Aún habiendo fichado a EJ Gaines, los Browns tienen que hacerse con un corner joven como mínimo en las primeras rondas del draft para parar la sangría de puntos que reciben en contra. El perfil de Davis además es distinto a Gaines, más grande y más físico sin duda.


36. Indianapolis Colts – Marcus Davenport, ER – UTSA

Otro equipo que lleva años sumido en la mediocridad son los Colts. Sobre todo en defensa. Si Davenport cae hasta aquí, no se lo deberían pensar mucho. Jugador súper atlético, físicamente imponente y que, aunque aún está verde, si se le entrena bien puede ser la respuesta al pass rush que llevan buscando años.

37. Indianapolis Colts (via Jets) – Equanimeous St. Brown, WR – Notre Dame

Tener un quarterback como Andrew Luck y no darle armas que realmente valgan la pena es un verdadero delito. Una vez finalizada sin demasiado éxito la etapa de Moncrief con el equipo, el ex receptor de Notre Dame podría ser ese jugador físico y atlético que complemente a TY Hilton para que, de una vez, Luck tenga a su disposición un ataque con más de una dimensión.

38. Tampa Bay Buccaneers – Kolton Miller, OT – UCLA

Durante la offseason, los Bucs se han han ocupado de fortificar el interior de la línea ofensiva, pero no parecen estar muy contentos con el exterior de la misma por lo que se dice en los mentideros. Miller es un tackle altísimo que tras realizar una gran combine, espera oír su nombre el segundo día.


39. Chicago Bears – Chukwuma Okorafor, OT – Western Michigan

Otro equipo que cuenta con una línea ofensiva aceptable, pero muy mejorable dado que tienen un quarterback de segundo año al que proteger son los Bears. El tape de Chuks no es el mejor del mundo, pero su físico prototípico seguramente le hará ser drafteado antes de lo que cabría esperar.

40. Denver Broncos – Dallas Goedert, TE – South Dakota State

No parece muy sensato que los Broncos sigan esperando a Heuerman y si se rinden con él, deberían draftear al mejor tight end de este año. Cierto es que la competencia a la que se ha enfrentado Goedert no es la mejor del mundo, pero apunta a tight end receptor que puede asentarse en la NFL sin mucho esfuerzo.

41. Oakland Raiders – Malik Jefferson, LB – Texas

Durante varios años a los Raiders les ha fallado la defensa contra la carrera. Mirar el cuerpo de linebackers de Oakland, aunque les resulte Bowman, es descorazonador. Por eso mismo, el atleticismo superior de Jefferson, debería ser ese impulso para cambiar su front seven y convertirlo en uno mucho más agresivo.


42. Miami Dolphins – Martinas Rankin, OT – Mississippi State

Por lo que se dice, los Dolphins albergan dudas sobre la capacidad de Tunsil para ser su left tackle titular. Nunca viene mal aumentar la competencia en una posición tan premium como la de tackle ofensivo y Rankin si algo tiene es potencial. Ofrece versatilidad por toda la línea si fuera necesario.

43. New England Patriots (via 49ers) – Jamarco Jones, OT – Ohio State

Parece que en la línea de New England puede jugar cualquiera mientras la entrene el genio Scarnecchia y puede que así sea, pero dotar de recursos a estas posiciones y más habiendo perdido a Nate Solder, no les va a hacer daño. Jamarco Jones es perfecto en este esquema, jugador muy seguro con un techo no muy alto, pero con un suelo que sí lo es.

44. Washington Redskins – Nick Chubb, RB – Georgia

Son ya unos cuantos años los que los Redskins van usando corredores que les van funcionando, pero no consiguen uno que les dé regularidad partido tras partido. A estas alturas, Chubb para ellos podría ser la respuesta a sus plegarias. Corredor muy físico que sin embargo puede hacer muchas cosas sobre el campo. Perfecto para ellos ahora que tendrán que jugar con un quarterback nuevo.


45. Green Bay Packers – Mike Hughes, CB – UCF

La secundaria de los Packers era mala, muy mala y la offseason no es que esté siendo una locura a la hora de mejorarla. El ex corner de Central Florida es quizás algo pequeño, pero su intensidad, su agresividad y su capacidad para retornar punts, le convierte en uno de los mejores cornerbacks que pueden elegir.

46. Cincinnati Bengals – Frank Ragnow, C – Arkansas

Parece que los Bengals por fin se han olvidado de Bodine. Todos estamos contentos, pero ya que han dado ese paso, mejor draftear otro center y esta vez bueno a ser posible. Muchos ven a Ragnow como titular desde el principio. En Arkansas estaba muy bien considerado y era uno de los líderes del vestuario.

47. Arizona Cardinals – Christian Kirk, WR – Texas A&M

Fitzgerald aparte, en Arizona tienen un problemón en el puesto de receptor. A Fitzgerald, por cierto tampoco es que le quede mucho. Siendo así, no deberían tardar mucho en escoger un receptor de garantías. De Kirk se decía que podía ser top 5 y aunque no es para tanto, sí que puede ser un slot muy interesante al próximo nivel capaz de conseguir muchas yardas si le ponen el balón en las manos.


48. Los Angeles Chargers – Ronnie Harrison, S – Alabama

A los Chargers no les hacen falta muchas cosas. Puestos a pedir, quizá una de las posiciones más flojas en su defensa es la de safety. Tre Boston es un jugador correcto, pero Addae es bastante inconsistente. Todo lo contrario es Harrison, un safety muy correcto en todos los aspectos y que puede terminar de cimentar una defensa cinco estrellas.

49. Indianapolis Colts (via Jets & Seahawks) – Nathan Shepherd, DT – Fort Hays

Siguiendo con la mejora de la defensa, en este pick los Colts pueden tirar por un tackle como Shepherd en un pick similar al de Davenport. Es un jugador que necesita de aprendizaje, pero que tiene unos atributos físicos tan imponentes que pasar de él a estas alturas se hace difícil.

50. Dallas Cowboys – Kyzir White, S – West Virginia

Con Byron Jones asentado como free safety titular, existen incógnitas en la posición de strong y con Kyzir White desaparecerían de un plumazo. Además, si consideran que tiene que jugar más cerca de la línea en una demarcación más híbrida, también puede hacerlo. Ayuda desde ya para la defensa de Dallas.


51. Detroit Lions – Jeff Holland, ER – Auburn

La llegada de Patricia a los Lions en principio debe suponer una pequeña revolución a la hora de la confección de la plantilla. Si va a usar un frente híbrido como hacía con Belichick, Jeff Holland es una opción a tener muy en cuenta. Desde la posición de linebacker puede jugar por fuera como edge, pero también cuando el frente sea de 4-3 puede ser un end abierto o incluso un linebacker exterior en esa 4-3.

52. Baltimore Ravens – Mike Gesicki, TE – Penn State

Desde que intentaron mejorar la posición drafteando a Maxx Williams, los Ravens no levantan cabeza. Gesicki parece lo que iba a ser aquél, pero más. Con una atleticismo sorprendente y muy buenas manos, el ex de Penn State les daría una nueva dimensión a la hora de alargar el campo, que es lo que mejor sabe hacer Flacco.

53. Buffalo Bills – Hercules Mata’afa, ER – Washington State

La posición de rusher es muy complicada de mejorar en la NFL si no tienes un pick alto, ya que los equipos no sueltan a los suyos una vez drafteados. Es por eso que, a la espera de que Shaq Lawson explote, escoger a Hercules a estas alturas podría ser óptimo, ya que su skill set le permite ser end y también linebacker si es necesario.


54. Kansas City Chiefs – Ogbonnia Okoronkwo, ER – Oklahoma

A los Chiefs siempre les ha gustado tener en reserva un rusher. Ahora mismo los titulares son Houston y Dee Ford y en esta tesitura, Okoronkwo sería la pieza perfecta para ir aprendiendo de ellos y tener snaps controlados. No es el rusher más atlético, pero tampoco lo era Ford y tras unos años es titular.

55. Carolina Panthers – Justin Reid, S – Stanford

Los últimos cambios en la secundaria Panther no han sido los más acertados, ni en los corners ni en los safeties. Justin Reid es un safety muy completo, con una gran capacidad de cobertura y que tampoco va nada mal en el juego de carrera. Nada que pensar aquí, tras Derwin James es el mejor safety del draft.

56. Buffalo Bills (via LA Rams) – James Washington, WR – Oklahoma State

El cuerpo de receptores de los Bills es bastante dantesco ahora mismo y, consigan un quarterback o no, tienen que mejorarlo. Washington es conocido por todos como un receptor muy pulido técnicamente y que se ha ganado la vida atrapando pases profundos sin ser un receptor excesivamente rápido.


57. Tennessee Titans – Jerome Baker, LB – Ohio State

En Tennessee tenían una pareja de linebackers muy asentada con Wesley Woodyard y Avery Williamson. Con la marcha de éste último a los Jets, los Titans andan buscando a uno y se han entrevistado varias veces con Baker, que es un linebacker muy ligero, que se mueve muy bien y que se maneja muy bien en cobertura.

58. Atlanta Falcons – Armani Watts, S – Texas A&M

Atlanta tiene una pareja de safeties peculiar en Keanu Neal y Ricardo Allen. Allen es el free sefety, pero tampoco es un jugador con un rango excelente del que no se pueda prescindir. Watts a simple vista parece un jugador más especial y que sí destaca por su rango y lo bien que cubre, aunque es más anárquico y defendiendo la carrera es menos efectivo que lo que ya tienen.

59. San Francisco 49ers (via New Orleans) – Mark Andrews, TE – Oklahoma

En una ofensiva de Shanahan, se hace raro que solo haya un tight end receptor competente y que éste sea George Kittle. Llegados a este punto y habiendo salido ya los tight ends más atléticos, no queda otra que elegir a Mark Andrews y formar una pareja de tight ends que junto con McKinnon le den más opciones al ataque.


60. Pittsburgh Steelers – Leighton Vander Esch, LB – Boise State

Tras la pérdida de Shazier y la poca aportación de los demás linebackers interiores, los Steelers necesitan una presencia interior que les permita solidificar la defensa, más aún después del partido de playoffs ante los Jaguars. Vander Esch es un jugador muy atlético y muy instintivo que está subiendo en los boards después de la combine.

61. Jacksonville Jaguars – Mason Rudolph, QB – Oklahoma State

Si los Jaguars dejan de pensar algún día que Blake Bortles es un titular solvente y ese día ocurre durante esta offseason, pueden tener la oportunidad de mejorar esa posición. Rudolph no será una estrella posiblemente, pero sí un quarterback solvente con un nivel aceptable para ser titular como un game manager mejorado.

62. Minnesota Vikings – Duke Dawson, CB – Florida

Si hablábamos de equipos a los que no les hacía falta nada, los Vikings son el epítome de ese hecho. Conseguir un tercer o incluso cuarto cornerback si contamos a Mackensie Alexander en esta parte del draft les puede ser más útil que doblar otras posiciones tal y como es la NFL ahora mismo. Duke Dawson es un corner pequeño, intenso y al que le gusta pegar, por lo que puede ayudar parando la carrera y defendiendo en el slot.


63. New England Patriots – Sony Michel, RB – Georgia

La pérdida de Dion Lewis y Amendola hace que los Patriots necesiten de gente a la que se le pueda dar el balón en corto y consiga yardas después de la recepción. Michel tiene cosas de jugador de primera ronda y ayudaría tanto en el juego de pase como corriendo ya que, pese a su tamaño, engaña y puede conseguir yardas de muchas formas con el balón en las manos.

64. Cleveland Browns (via Philadelphia) – Derrick Nnadi, DT – Florida State

A simple vista, no parece que la pérdida de Danny Shelton favorezca mucho a la defensa de los Browns. Los tackles titulares son de la media baja de la liga y la aportación de un tío tan grande como Nnadi, podría ayudar a establecer una defensa más seria que pare la carrera de una vez.

Download PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *