Myles Garrett

MylesGarrettblank

BIO

Defensive end
Texas A&M
Junior
6-5
262 lb
1ª Ronda
RECONOCIMIENTOS
  • Unanimous All-American 2016
  • First Team All-SEC 2015, 2016
  • Bill Willis Award 2015
  • Consensus Freshman All-American 2014

Análisis

PROS
  • Combinación de tamaño y agilidad
  • Esquemáticamente versátil
  • Explosividad/primer paso
  • Muy fuerte, capaz de jugar con el línea ofensivo
  • Mejora contínua
CONS
  • Pocos movimientos de pass rush
  • Necesita mejorar sellando el edge
  • Usa más el cuerpo que las manos

Resumen

Pese a que a alguien le pueda sorprender, la posición de quarterback sigue siendo la más importante en el fútbol americano, por eso, cuando de manera tan unánime un jugador que desarrolla otra labor en el campo es nombrado el mejor jugador de un draft, cabe preguntarse si compensa más elegirle a él en primera posición o jugársela con un quarterback que salve la franquicia. Myles Garrett es sin duda ese jugador. Cuando hay tanta diferencia entre los quarterbacks y el jugador con más talento como ocurre este año, conviene no darle demasiadas vueltas a la cabeza, más aún cuando pass rusher es posiblemente la segunda posición que los equipos quieren cubrir tras la de quarterback.

Garrett es el pass rusher total. Tiene las medidas, las armas físicas, las ganas de mejorar, el motor incansable, todo prácticamente.

Lo primero que llama la atención al verle son sus increíbles explosividad y agilidad, que son rasgos de cualquier pass rusher, pero la gracia de Garrett es que se mueve como un gato midiendo prácticamente dos metros, lo que le permite dejar en ridículo al offensive tackle. De manera habitual se ve cómo el línea ofensivo ni siquiera ha podido empezar su fase cuando Garrett ya le ha pasado y está a punto de matar al quarterback.

Si a esto se le une la fuerza que tiene tanto en tren inferior como superior que le permite empotrar a su par una y otra vez contra el QB, pues la cosa se pone fea para defenderle.

Para sumarle a todo esto, su rendimiento apenas se ve afectado cuando se enfrenta a dobles bloqueos, demostrando así esa fuerza que antes comentaba y su deseo de llegar al final siempre.

Por lo tanto, tenemos a un jugador que puede jugar de defensive end en una 4-3, de outside linebacker en una 3-4, que es mi posición favorita para él, que te puede ganar por fuerza, por velocidad corriendo el arco, que además entiende muy bien cuando su par no tiene el peso bien repartido y puede cambiar de dirección antes de que digas “bom bom chip” y que finaliza habitualmente las jugadas. Apetecible, no?

No es que su juego tenga muchos puntos flacos. Puede mejorar técnicamente, ya que en la actualidad expone demasiado su pecho al offensive tackle en lugar de usar las manos, por ejemplo y no tiene muchos movimientos de pass rush.

Aunque tiene un club&rip incipiente que no tiene mala pinta. En su carrera colegial ha sido tan superior físicamente a cualquiera, que no le ha hecho falta mostrar todo el repertorio que posiblemente ya tenga.

Desde su año freshman donde ya era una súper estrella, no ha dejado mejorar. Cada vez tiene más recursos y ha sabido ganar peso de manera adecuada lo cual le hace mejor defensor contra la carrera. En el campo se refleja lo de que es un trabajador incansable, a la hora de luchar contra el línea, de perseguir running backs y quarterbacks en el pursuit o jugando con dolor, como ha tenido que hacer durante todo 2016, aquejado de pequeñas lesiones que no comprometen su carrera, obviamente.

Si bien es cierto que a la hora de sellar el edge aún puede ser mucho mejor, es un defensor de la carrera penetrador, que se carga el backfield o que consigue placajes para pérdida de yardas, más que un defensor que aguanta el bloqueo, sin que esto signifique que no lo haga a veces.

En resumidas cuentas, no hay un jugador mejor que el de Texas A&M en este draft y si las noticias que afirman que el staff de los Browns está enamorado de él, el pick 1 está servido.

Comparación NFL

Von Miller // OLB // Denver Broncos

Highlights


Download PDF